Los retos de los Nutriólogos

ESCRITO POR Airam García 29/09/2016 0 COMENTAR

 

 

Me atrevo a afirmar que todos los que estudiamos nutrición, lo decidimos con un propósito: AYUDAR A LAS PERSONAS.

 

Pero a veces el estrés de la escuela, los trabajos, las tareas y la falta de clases que nos hablen sobre cómo tratar a los pacientes, nos hace olvidar nuestro verdadero propósito…

 

Y entonces salimos a la vida real y no sabemos ni cómo comenzar la consulta, qué preguntarle a los pacientes o cómo hacerlos nuestros amigos, además que cada persona es diferente: algunos serios, otros risueños, unos más que se ponen a llorar y otros que van a consulta por obligación.

 

Existe una escena bastante interesante de la película El Doctor (D. Randa Haines. 1991; Estados Unidos: Silver Screen Partners IV & Touchstone Pictures) en la que se muestra al médico llegando una hora tarde a la cita en el hospital con sus estudiantes, posteriormente (sin decir ni “hola”) les pide quitarse la ropa y ponerse las batas, los estudiantes comienzan a sentirse vulnerables y el médico comenta que han pasado mucho tiempo aprendiendo sobre medicina y enfermedades; pero ahora, es tiempo de aprender a tratar a los pacientes.  Y cómo menciona esta escena, los pacientes tienen nombre, sentimientos, es importante no olvidar sentir empatía por ellos, ponernos en sus zapatos y entender la causa o la razón de sus problemas.

 

En el área hospitalaria una de mis pasiones era pasar visita y platicar con los pacientes, conocerlos, saber qué les gustaba comer (e intentar que sus menús llevaran esos alimentos) y darles por lo menos un poco de felicidad en esos momentos de tanta preocupación, estrés y malestares.

 

Por eso debemos recordar que la Nutrición no es únicamente calcular su menú, también debemos saber si nuestro paciente tiene dinero para comprar fruta, si en su vivienda hay agua, si  le da tiempo de cocinar, si no tiene ganas de cambiar ningún hábito porque está triste por equis razón…

 

Esos son los verdaderos retos para nosotros cómo Licenciados en Nutrición: lograr que nuestro paciente incorpore buenos hábitos para mejorar su vida. Y eso sólo se logrará si somos empaticos y logramos entenderlos.

DEJA UN COMENTARIO