Consumo de proteína en atletas de resistencia

ESCRITO POR Rodrigo Iván Pérez 23/03/2017 0 COMENTAR

 

Es muy bien sabido que una de las principales funciones de las proteínas es la reparación y formación de fibras musculares post ejercicio y, llevando por consiguiente a una hipertrofia muscular. Sin embargo, muy pocos saben del rol que juegan las proteínas en la mejora de la remodelación del músculo esquelético, estimulando adaptaciones que promueven el fenotipo de resistencia. Es decir que, existe evidencia de que las proteínas pueden ayudar a generar una mejor adaptación del músculo a través de una recuperación óptima y la generación de una mayor proporción de fibras de contracción lenta, que resistan los altos volúmenes de trabajo que se aplican sobre todo en deportes de larga duración.

 

Aunque la contribución de los aminoácidos provenientes de la descomposición de las proteínas musculares es relativamente baja en el metabolismo energético (aprox. 10%), en deportes de resistencia esta oxidación se ve incrementada por la depleción del glucógeno muscular debido a que las reservas de CHO son relativamente bajas. Aunque en atletas de resistencia bien entrenados la dependencia de aminoácidos como fuente de combustible está disminuida gracias a un proceso de adaptación, la duración, frecuencia e intensidad de los entrenamientos generan altas tasas de oxidación sobre todo de Leucina que a su vez se reflejará en una demanda mayor de proteínas dietéticas para cubrir las necesidades de reparación y resíntesis muscular. Sin embargo, este aumento de la cantidad de proteína de la dieta no debe hacerse a expensas de reducir la cantidad de H.C. pues veríamos comprometido el rendimiento deportivo.

 

¿Cuánto, cómo y cuándo?

Si bien falta mucha investigación respecto a las proteínas en deportes de resistencia, existen algunos estudios que nos indican que dosis similares a las que utilizan los atletas que buscan ganar masa muscular (20-25r) ya sea antes o después del ejercicio, generan un balance nitrogenado positivo lo cual se traduce en una resíntesis muscular aumentada o por consiguiente en un menor catabolismo.

 

Tanto las proteínas de suero de leche, caseína y soya se consideran de “alta calidad” sin embargo, dado que la síntesis muscular está dada por el contenido de Aminoácidos esenciales de una proteína, el suero de leche resulta ser el más indicado por su contenido de Leucina que es el aminoácido encargado de estimular la señalización celular que controla la síntesis de proteínas.

 

El momento de la ingesta de las proteínas no parece tener un peso tan significativo, aunque sí se cree que el consumo previo al ejercicio supondría una mayor utilización de aminoácidos como fuente de energía en lugar de ejercer su papel en la remodelación muscular.

 

Sin duda nos queda aún mucho que recorrer en el campo de la nutrición deportiva, también en lo que respecta a la función de los suplementos en papeles diferentes a los que estamos acostumbrados a verlos. Esperamos poco a poco esclarecer más y más el conocimiento en estos temas tan a veces desvirtuados pero tan importantes para poder brindar recomendaciones más certeras y efectivas para los deportistas.

 

Referencias

  • Daniel R. Moore, Donny M. Camera, Jose L. Areta y John A. Hawley. (2015). Más Allá de la Hipertrofia Muscular: Por Qué Son Importantes las Proteínas de la Dieta Para los Atletas de Resistencia. 12/03/2017, de G-SE 
  • Peter W Lemon. (1997). Efectos del Ejercicio sobre el Metabolismo de las Proteínas. 12/03/2017, de G-Se
  • José Miguel Martínez Sanz, Aritz Urdampilleta Otegui, Juan Mielgo Ayuso. (2013). Necesidades energéticas, hídricas y nutricionales en el deporte. 12/03/2017, de European Journal of Human Movement

DEJA UN COMENTARIO