Efectividad en obesidad

ESCRITO POR Diego Rueda 09/02/2017 1 COMENTAR

¿QUE SERÍA UNA CONSULTA EFECTIVA ?

Estamos en una época de cambio en muchos paradigmas; en cuestión de salud tenemos una epidemia de obesidad y enfermedades crónicas que se relacionan entre si y están afectando tanto la esperanza como la calidad de vida de la población mundial;   las estrategias o formas de enfrentarlo no han  tenido la efectividad que se necesita, todo parece indicar que lo hemos estado haciendo mal y debemos efectuar un cambio.  Gran parte de la causa y trasfondo de este problema, es el ambiente obesigénico, el cual perpetúa la situación e impide que las acciones a favor de la población  perduren y se regrese irremediablemente al estado de obesidad y/o enfermedad.

 

Una de las situaciones que como profesionales tenemos que enfrentar es una efectividad pobre: se habla en varios estudios de apenas un 20% de efectividad a largo plazo. Esto quiere decir que la mayoría de nuestros pacientes regresan al peso inicial, a veces ganan un poco más y todos estos vuelven a sus malos hábitos de vida. Claro que debemos diferenciar un tratamiento profesional de  las terapias milagro, ya sea dietas, productos o charlatanería que de igual manera, forman parte del ambiente obesigénico y su eficacia podría asegurar es nula. Pero como profesionales, habría que aceptar, que los número no se inclinan de nuestro lado como quisiéramos. Asi como también distinguirnos de aquellos al hacer prevaler nuestros tratamientos con base en una evidencia científica y actualizrnos constantemente.

 

Nuestra efectividad como profesionales de la salud, tendría que verse no sólo en peso perdido, sino en diferentes elementos como pérdida de grasa corporal, mejoría integral de composición corporal y lograr que estos resultados perduren a lo largo del tiempo. Para este fin, sería necesario no sólo un  tratamiento clínico, sino lograr que el paciente mantenga una adherencia a éste  y también nuevas estrategias, herramientas y enfoques que logren un  resultado a largo plazo, que el paciente inicie un proceso de cambio que lo lleve a una filosofía de vida saludable.

 

¿Qué ha pasado al utilizar la dieta como el enfoque terapéutico, usar el balance energético nuestra arma básica y aplaudir la pérdida de peso como si fuese nuestro único aliciente?  Ya no basta con dar información, debemos aprender cómo lograr el cambio en las personas, debemos incluir estos nuevos enfoques de composición corporal y también ahora, aplaudir no sólo el peso, sino también cada cambio positivo que tengan nuestros pacientes: dejar malos hábitos, iniciar con buenos y mantener el paso firme hacia un verdadero empoderamiento en salud.

 

 Para ello, creo que todos nosotros debemos estar salpicados y hasta  embarrados de lo que se necesita para fortalecer estas áreas, ya sea en clínica, psicología, ciencias del deporte  y tomar lo necesario de cada uno, sin sentirse experto ni pisar el intrusismo. Siempre buscando dar una atención efectiva y de calidad, que como profesionales con pensamiento crítico y científico podemos dar.

 

Fuentes:

  • Franz MJ. Weight-loss outcomes: a systematic review and meta-analysis of weight-loss clinical trials with a minimum 1-year follow-up.
  • Dariush Mozaffarian. Changes in Diet and Lifestyle and Long-Term Weight Gain in Women and Men
  • Mastellos N. Transtheoretical model stages of change for dietary and physical exercise modification in weight loss management for overweight and obese adults
  • Thomas JG . Weight-loss maintenance for 10 years in the National Weight Control Registry.

1 COMENTAR

Oscar Humberto Licea Cárdenas:
30/11/2017, 10:03:20 PM
RESPONDER

Concuerdo que vivimos en un entorno obesogenico, pero mas alla crecemos por medio de creencias limitantes ante la comida. En mi consulta me atreveria a afirmar que de cada 10 personas, 9 sufren problemas del peso, por cuestiones emocionales y solo una por una patología endocrina o algún fármaco de por medio. Hemos crecido con esas creencias donde canalizamos nuestras emociones en la comida, desde una perdida hasta un triunfo, pero donde la comida siempre es la prioridad, estamos mentalizados en otorgar amor por medio de comida, y donde el decir no es algo bien visto. Por ende la comida es sinónimo de una ocasión especial, una reunion familiar, un lugar nuevo que conocer etc. Lo cual nos conlleva dia a dia a ser mas obesos, y terminamos con un peso que nos limita a no poder hacer nada mas que volver a comer por el estado depresivo. Por ello es que me atrevo decir que en el contexto por el tratamiento de la obesidad no basta solo con la antropometria, bioquimicos, clinica y dietetico, debemos agregar la ayuda emocional, creando conciencia en que el aprendizaje nutricional, el dedicar tiempo a nuestra persona (incluir una actividad fisica / deporte ) y la convicción por lograr un cambio en su estilo de vida sera el éxito de un cambio saludable a largo plazo, y que la mercadotecnia de productos milagro solo impulsan una fantasia que sabemos no es real, pero que la queremos para calmar a nuestro saboteador interno. Ln Oscar Humberto Licea Cárdenas

DEJA UN COMENTARIO