Suplementos alimenticios ¿ética de por medio?

ESCRITO POR David Fernández 20/07/2017 1 COMENTAR

 

Al hablar de suplementos alimenticios, es muy frecuente que se nos venga a la cabeza algunas personas que los prescriben.

 

Sin embargo, debemos hacernos la pregunta, ¿quién es la persona que debiera recomendarlos/prescribirlos? Para poder contestar esa pregunta, tendríamos que leer la Ley General de Salud, el Reglamento de Control Sanitario de Productos y Servicios, el Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Publicidad, la NOM-043-SSA2-2012, la NOM-008-SSA3-2010, el acuerdo del Comité Técnico del Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales, y, el marco jurídico de COFEPRIS y FDA.

 

Pero, para eso, nosotros redactamos esta publicación.

 

El primer paso, es definir a los suplementos alimenticios como:

“Productos a base de hierbas, extracto vegetales, alimentos tradicionales, deshidratados o concentrados de fruta, adicionados o no, de vitaminas o minerales, que se pueden presentar en forma farmacéutica y cuya finalidad de uso sea incrementar la ingesta dietética total, complementarla o suplir alguno de sus componentes.” [1]

 

Desde la definición, nos podemos percatar que no son considerados medicamentos, por lo que su regulación no será en estricta regla. Ahora, a nosotros nos interesa conocer quién es la persona facultada de prescribirlos, y para ello, tenemos que ver que su uso se da en la mayoría de los casos en dos contextos:

  • El primero, es la pérdida de peso corporal –composición corporal-
  • El segundo, es la mejora del performance.

En el primer contexto –y el más usual- podemos empezar a escudriñar en las NOM’s (Norma Oficial Mexicana).

“El profesional que intervenga en el tratamiento integral del paciente con sobrepeso u obesidad, deberá cumplir los siguientes requisitos: Tener título y cédula profesional de médico, nutriólogo o psicólogo, legalmente expedidos y registrados ante las autoridades expedidas competentes. El personal técnico de las disciplinas de salud que participe en el tratamiento integral del paciente con sobrepeso u obesidad, deberá contar con diploma legalmente expedido y registrado por las autoridades educativas competentes. La participación del personal técnico y auxiliar en el tratamiento integral de sobrepeso u obesidad, será exclusivamente en apoyo a las áreas de medicina, nutrición y psicología, por lo que no podrá actuar de manera independiente, ni prescribir, realizar o proporcionar, por sí, tratamiento alguno.” [2]

 

Pero, ¿qué pasa cuando se suma una persona más a la ecuación para la prescripción de suplementos alimenticios? El pasado 2 de noviembre, se publicó en el DOF (Diario Oficial de la Federación) la aprobación de 84 estándares de competencias. [3] Cuando revisamos la ficha descriptiva del EC (Estándar de Competencia), encontramos lo siguiente:

“El presente EC (Estándar de Competencia) se refiere únicamente a funcionas para cuya realización no se requiere por disposición legal, la posesión de un título profesional. Por lo que para certificarse en éste EC no deberá ser requisito el poseer dicho documento académico. Este EC describe el desempeño del asesor en suplementación para la actividad física y el deporte: Obtiene información previa a la asesoría de suplementación para determinar el perfil del cliente y sus requerimientos específicos; realiza mediciones de peso, talla, cintura y cadera del cliente; obteniendo así, el formato del perfil del cliente requisitado.” [4]

Esto, nos pone en tela de juicio si se requiere cédula profesional y ser un profesional de la salud para poder recomendar/prescribir suplementos alimenticios.

 

Pudiéramos agregar dos conceptos importantes para llegar a una conclusión.

El primero, es “personal calificado” y el segundo es “personal capacitado”. “Personal calificado: A los nutriólogos y dietistas con certificación vigente expedida por un órgano legalmente constituido y/o reconocido por la autoridad competente, que cuente con tres años de experiencia en el campo de la orientación alimentaria. Personal capacitado: Al que fue preparado por personal calificado y que cuente con los conocimientos y habilidades para la orientación alimentaria.” [5]

 

Pese que la NOM habla sobre orientación alimentaria, bien se puede extrapolar al contexto que analizamos; prescripción de suplementos alimenticios. Si hasta éste momento aún no es claro quién es la persona con facultad de recomendar/prescribir suplementos alimenticios, nos interesa que al menos quien sea que realiza la función, conozca todo el contexto del paciente: AHF (Antecedentes HeredoFamiliares), APP (Antecedentes Personales Patológicos), APNP (Antecedentes Personales No Patológicos).

 

Mike Waller y Patrick Hagerman propone a los entrenadores realizarse las siguientes preguntas:

  • “¿Recomendará un producto en particular para mejorar los resultados de su programa de entrenamiento o la motivación yace exclusivamente en la ganancia económica?
  • ¿Cree que todos los clientes requieren de suplementos dietarios o desean trabajar conjuntamente con un NM (Nutricionista matriculado)/NL (Nutricionista licenciado) para determinar que suplementos, si es que hay alguno, le aportarán beneficios a sus clientes?
  • ¿Está dispuesto a mantenerse informado con cualquier investigación que se realice de los aproximadamente 2200 suplementos disponibles?
  • ¿Qué métodos utilizará para determinar que suplementos son seguros para recomendar y, cuando aparezca un nuevo producto en el mercado pasará inmediatamente a este o se mantendrá con el producto elegido?
  • ¿Cree que la venta de suplementos es simplemente una forma de hacer dinero y que todos los clientes necesitan estos suplementos?
  • ¿Está dispuesto a trabajar con un NM/NL para elegir los suplementos específicos requeridos por cada cliente en lugar de recomendar simplemente el que tienen mayor popularidad, amenazando así la industria del entrenamiento personalizado?” [6]

Si ya has leído hasta este punto y aún no te parece preocupante quién debiera prescribirlos, te invitamos a leer los siguientes párrafos:

 

En 1999, apareció un caso en el cual un entrenador personal de sala fitness –gimnasio prescribió “termogénicos” y varios suplementos con el fin de perder de peso corporal sin antes conocer los APP del cliente. La paciente era hipertensa; terminó en el hospital, perdiendo la vida. [7]

 

En el 2013, el Departamento de Salud de Hawaii notificó de varios pacientes con hepatitis e insuficiencia hepática que estuvieron expuestos al suplemento alimenticio Oxy Elite Pro. Al recabar datos como parte de la investigación, los pacientes refirieron haber consumido Oxy Elite Pro 60 días previos al diagnóstico, sin observar otro suplemento alimenticio. [8]

 

En el 2014, un hombre de 27 años de edad llegó al hospital por signos característicos de hepatotoxicidad. Al realizarse los estudios pertinentes, por biopsia, de realizó el diagnóstico de insuficiencia hepática. El paciente refirió haber estado consumiendo Hydroxycut, Black Powder, L-Glutamine Powder, entre otros. [9]

 

En el 2015, el New England Journal Medicine publicó que aproximadamente 23 mil visitas al médico cada año en EEUU se atribuyen a efectos adversos relacionados a suplementos alimenticios. Entre todos ellos, destacan los que se comercializan para pérdida de peso corporal, causando el 71.8% de eventos adversos incluyendo taquicardia. [10]

 

En el 2016 Knapik y colaboradores publicaron un meta-análisis donde obtuvieron como resultado que los atletas élites consumen mayor cantidad de suplementos alimenticios que los atletas recreativos; entre los suplementos alimenticios que destacan se encuentran las proteínas, multivitamínicos y vitamina C. [11]

 

¿Cuál tu opinión al respecto? Participa con tu comentario.

 

Referencias:

  1. Título décimo segundo: Control sanitario de productos y servicios y de su importación y exportación. Capítulo II: Alimentos y bebidas no alcohólicas. Artículo 215. Fracción V. Ley general de salud. Recuperado de: http://www.salud.gob.mx/unidades/cdi/legis/lgs/LEY_GENERAL_DE_SALUD.pdf
  2. NOM-008-SSA3-2010. Para el tratamiento integral de sobrepeso y obesidad. Recuperado de: http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5154226&fecha=04/08/2010&pri nt=true
  3. Acuerdo del Comité Técnico del Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales, por el que se aprueban 84 Estándares de Competencia que se indica. Recuperado de: http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5459494&fecha=02/11/2016&pri nt=true
  4. Asesoría en suplementación alimenticia para la actividad física y el deporte. Estándar de Competencia. CONOCER. Recuperado de: http://conocer.gob.mx/publicaciones_dof/EC0783.pdf
  5. NOM-043-SSA2-2012. Servicios básicos de salud. Promoción y educación para la salud en materia alimentaria. Criterios para brindar orientaciones. Recuperado de: http://dof.gob.mx/nota_detalle_popup.php?codigo=5285372
  6. Waller, Mike MA, CSCS, *D; NSCA-CPT, *D; Hagerman, Patrick S. EdD, CSCS, *D; NSCA-CPT, *DStrength & Conditioning Journal: February 2005 http://journals.lww.com/nscascj/Abstract/2005/02000/Ethics_of_Supplement_Prescription_.13.aspx
  7. Fatal choice. People. http://people.com/archive/fatal-choice-vol-52-no-4/
  8. Johnston DI, Chang A, Viray M, et al. Hepatotoxicity associated with the dietary supplement OxyELITE ProTM — Hawaii, 2013. Drug testing and analysis. 2016;8(3- 4):319-327. doi:10.1002/dta.1894. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4833726/
  9. Kaswala D, Shah S, Patel N, Raisoni S, Swaminathan S. Hydroxycut-induced Liver Toxicity. Annals of Medical and Health Sciences Research. 2014;4(1):143-145. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3952288/
  10. Geller, A. et al. Emergency Department Visits for Adverse Events Related to Dietary Supplements. N Engl J Med 2015; 373:1531-1540 http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMsa1504267#t=abstract
  11. Knapik JJ, Steelman RA, Hoedebecke SS, Austin KG, Farina EK, Lieberman HR. Prevalence of Dietary Supplement Use by Athletes: Systematic Review and Meta- Analysis. Sports Medicine (Auckland, N.z). 2016;46:103-123. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4697915/
Etiquetas: suplementos

1 COMENTAR

Nut. Glez:
15/03/2019, 01:52:43 PM
RESPONDER

Me gustó el post, creo que los suplementos pueden ser una herramienta útil pero no son para todas las personas, como bien lo mencionas hay que evaluar previamente las condiciones. Muchas veces se ofrecen como estrategia de marketing para elevar las ventas en una clínica, consultorio, gimnasio, etc. Sin embargo sería bueno conocer bajo qué lineamientos se deben de prescribir y cómo descartar algún producto que pueda ser nocivo para el paciente.

DEJA UN COMENTARIO