Uso de la Kinantropometría. Una Reflexión

ESCRITO POR Juan Antonio Jiménez Alvarado 26/01/2017 0 COMENTAR

 

Las necesidades de los profesionales de la actividad física, la salud y la nutrición exigen la utilización de herramientas que les permitan tener mejores y más completos diagnósticos en relación a los atletas y pacientes, una de éstas es la evaluación antropométrica.  

 

La antropometría se remonta a civilizaciones tan antiguas como la griega. 

 

Se ha considerado a través del tiempo como una herramienta de gran importancia por sus múltiples aplicaciones, siendo ésta una de sus grandes fortalezas, pero también se puede convertir en una de sus principales debilidades, debido a que por su misma universalidad puede originar confusiones dadas por la diversidad y dispersión de los sitios medidos o por el conocimiento dogmático al cual en muchas ocasiones se ve expuesta.

 

Existen evidencias muy antiguas sobre el uso de la antropometría en la elaboración de piezas artísticas del periodo clásico griego. Una de ellas es la escultura denominada Doryphoros, la cual fue esculpida por Polykleitos entre 450 y 430 AC. Esta obra está basada en la medición de 19 personas. Esta escultura guarda medidas de proporcionalidad muy detalladas dando con ello un físico que para muchos aún se le puede considerar como un estándar del físico ideal.

 

En el periodo del Renacimiento se publicó el tratado: Adreae Vesalii Bruxellensis, Scholae Medicorum Patauinae Professoris, de Humani Corporis Fabrica Libri Septem, de Andreas Vesalius, publicado en 1543 que por su profundidad y exactitud se le podría considerar como el inicio del estudio científico del cuerpo humano. Sin embargo lo que nos llama la atención de este personaje es la crítica que hace a los profesores de su tiempo por basarse a ciegas en los preceptos de Galeno y por haber descuidado el estudio de la anatomía “Profesores que no hacen disecciones personalmente”. La reflexión en tal caso se puede entender como una crítica al esquema de un pensamiento medieval basado en la autoridad inapelable del dogma. “Conocimiento Dogmático”.

 

En la actualidad podríamos considerar que la antropometría se deriva de la antropología, específicamente de la antropología física. Sigismund Elsholtz (1623-1688) es el primero en utilizar el término antropometría y su aplicación en el medio de la actividad física es utilizada por Ledent y Wellens (1922), Vandervael (1943) De Nayer (1956). Posteriormente se reconoce el término Kinantropología (1966), por parte de Roch Meynard. Finalmente William D. Ross (1978), acuña el concepto Kinantropometría el cual es definido como el estudio del tamaño, composición, forma, proporción, maduración biológica y función con el objeto de entender mejor los procesos de crecimiento, desarrollo, nutrición y función (performance), de los individuos.

 

La kinantropometría por lo tanto estudia las dimensiones del cuerpo humano y puede ser aplicada para el seguimiento en la intervención de los profesionales de la salud y el deporte, ya que ésta, como se ha mencionado anteriormente, es una herramienta que nos permitirá evaluar nuestra intervención y con ello tener la certeza sobre el resultado de la misma, pudiendo mantenerla o modificarla.

 

Como se ha mencionado, el concepto Kinantropometría supone un aspecto complejo y amplio del estudio del cuerpo humano y su relación con la función (es una conexión entre anatomía y función), sin embargo, en un amplio número de personas que la utilizan sólo se contempla la composición corporal, olvidando la riqueza que tienen los demás elementos que la componen.

 

Este artículo pretende reflexionar sobre el uso TOTAL de la Kinantropometría y la utilización de todos o la mayoría de los elementos que la componen, como el tamaño, la forma y la proporción. Es dar un vistazo a sus orígenes y alzar la voz para que se contemplen todos sus elementos y no sólo contentarnos con algo tan ambiguo como la composición corporal. Es darnos la oportunidad de contar con una visión más amplia de la morfología de las personas y asociarla de manera más contundente con la función, la nutrición, el crecimiento y el desarrollo.

 

Por el Maestro Juan Antonio Jiménez Alvarado 

DEJA UN COMENTARIO